Publicaciones etiquetadas con: Naturaleza

La Gran Sabana: paraíso natural


El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Esta región venezolana es, sin duda alguna, una visión majestuosa. Bien usted decida ir por la ruta sencilla o prefiera aventurarse por caminos poco transitados. Entre tepuyes y sabana, existe un hechizo al que hay que entregarse sin ataduras.

Por: Viviana Mella

Su extensión e imponente figura deja sin palabras a quien pisa su suelo por primera vez. La Gran Sabana se debate entre la serenidad de sus tepuyes y el impetuoso empuje de sus aguas.

Siendo parte del Parque Nacional Canaima cuenta con la protección que ha permitido conservar la virginidad de sus terrenos, a pesar de la gran cantidad de turistas que recibe al año de todas partes del país y del mundo.

Una visita a La Gran Sabana debería realizarse entre julio y agosto. La época lluviosa, pese las dificultades que presenta en cuanto a algunos caminos, es el mejor momento para apreciar en su totalidad los saltos y los ríos. No se arrepentirá, ya que la diferencia es abismal.

No debe olvidar a los verdaderos amos de esas tierras, los famosos puri puris. Esos pequeños mosquitos capaces de lograr que una misma picada moleste desesperadamente durante semanas.

Por ello, algo que debe estar en su mochila antes que nada, es un buen repelente. Aunque particularmente le recomendamos conseguir una crema hidratante neutra y agregarle vitamina B. Puede comprar capsulas blandas y vaciarlas para formar esa “receta antimosquitos”.

¿Por dónde empezar?

Primero que todo debe definir claramente qué tipo de viaje realizará. Si es un plan que incluya guías lo mejor es aprovechar las posadas de Santa Elena de Uairén. Por lo general ofrecen planes para paseos de todo tipo. Bien sea caminatas, navegar en curiara o aventuras en rústicos.

Puede ubicar un buen directorio de los lugares en este portal: http://www.lagransabana.com/hoteles.htm

El tiempo de permanencia es crucial. Para conocer al menos los saltos más cercanos a la carretera principal y también los más comunes, debería quedarse al menos 5 días. Aunque es posible ver parte de ellos en tres, es una tarea titánica y a contra reloj.

Planificar todo antes de llegar es lo ideal. Haber hecho un cronograma de actividades le facilitará el día a día y le dará posibilidades de aprovechar al máximo los puntos escogidos para su visita.

Aunque vaya a quedarse en una posada con todas las comodidades, el mayor tiempo lo pasará en alguno de los sitios turísticos, por lo que le recomendamos llevar comida no perecedera y fácil de preparar y de cargar consigo.

En cuanto al vestuario, a pesar de parecer muy obvio, usted debe ir cómodo. Lleve el traje de baño  y encima prendas frescas pero que lo cubran (lo que dificultará un poco la acción de los puri puris).

Los zapatos deben ser capaces de soportar el terreno dependiendo de la actividad que vaya a realizar. La visita a los saltos, en su mayoría puede ser hecha con sandalias o algún calzado similar. Sin embargo, algunas otras requieren de botas de caminata o zapatos deportivos. Así que prepare ambas opciones.

Cuando visite los saltos, en especial cuando vaya a la quebrada de jaspe o a Pacheco, lleve medias. Aunque sea muy poco estético, usarlas evitará que se caiga al caminar, ya que la piedra, una extensa laja, puede llegar a ser un tobogán. De hecho en la quebrada de Jaspe, este suelo resbaladizo es parte de la diversión.

A estas quebradas en particular se puede ir en familia, son perfectas para que los niños disfruten, sin embargo en la quebrada de Pacheco deberá tener cuidado en algunas zonas, en especial por las rocas.

En los saltos también encontrará lugar para sumergirse un rato en el agua helada. En el Aponwao como en el Kamá, los espacios son más restringidos, pero aún así hallará pozas ideales para pasar un buen rato y refrescarse.

Recuerde en cada uno de estos lugares no alterar el ecosistema. En especial en la Quebrada de Jaspe, los visitantes suelen llevarse trozos de piedra por su intenso color. Sin embargo, no está permitido.

Si cuenta con la suerte de que alguno de sus guías sea miembro de las etnias indígenas, como los pemones, no deje pasar el momento y escuche las historias que envuelven a los tepuyes. Esas formaciones serán protagonistas de muchas fotografías en su visita.

En los caseríos de los pemones más cercanos a Santa Elena de Uairén es posible integrarse a su cultura y sobre todo, probar su exótica y picante comida. Desde la sopa, conocida como Tomá, hasta el picante de bachaco.

Gustos y caminos

La Gran Sabana es un abanico de opciones, y aunque en esta ocasión le mostramos el “camino fácil”, una vez que conozca lo principal le recomendamos planificar nuevos viajes para internarse en profundidad y hacer rutas sólo posibles con vehículos de doble tracción, algunas incluso por vía aérea.

Para los más deportistas hay paseos a caminata, también para ciclistas e incluso lugares donde algunos privilegiados aventureros deciden volar en parapente.

Sea cual sea su elección le recomendaremos algunos lugares que no debería dejar pasar:

  • Salto del Aponwao (Chinak-meru)
  • Salto Kamá (Kamá Meru)
  • Salto Kamá (Kamá Mesalto
  • Salto Kawi (Kawí merú)
  • Salto Cuquenán
  • Salto del Yuruaní
  • Salto Karuay
  • La Laja
  • El Paují
  • El Abismo
  • Santa Elena de Uairén
  • Misión de Kavanayen
Categorías: Nacionales, Vacaciones | Etiquetas: , , | Deja un comentario

Venezuela sí tiene turismo


Por: Viviana Mella

Ante la duda de venezolanos y extranjeros sobre si ¿hay o no lugares turísticos para visitar en el país?, el Instituto Nacional de Turismo (Inatur) realizó un video dónde se muestran las bellezas de las diferentes regiones de Venezuela.

Estos promocionales son muy pocos transmitidos en televisión nacional e internacional, es una lastima que tal producción se pierda, por eso Agenda Viajera ha decidido mostrar el rostro amigable que tiene un país tan rico en naturaleza como este.

Ajuste el cinturón de seguridad y disfruta de un viaje de 5 minutos y 15 segundos.

Categorías: Nacionales, Vacaciones, Videos | Etiquetas: , | Deja un comentario

Blog de WordPress.com.